Publicado el 1 comentario

Infusiones y plantas digestivas

anis estrellado

Con el ritmo de vida actual cada vez es más habitual tener problemas de digestión. Comemos rápido, en muchas ocasiones incluso fuera de casa, se abusa de las grasas y de la comida rápida, además de la tensión, el estrés y la ansiedad que se pueden ir acumulando. Por eso hoy vamos a hablar sobre infusiones y plantas digestivas.

Para tener una buena digestión ante todo hay que hacerse consciente de lo importante que es la hora de la comida y tener presente que la digestión comienza en la masticación. Hay que tomarse el tiempo necesario para comer con tranquilidad para que la digestión se lleve a cabo de manera exitosa.

Además, con la llegada del calor, los problemas gastrointestinales se acentúan por una razón que no todo el mundo sabe. Aumentamos el consumo de agua fría, y eso hace que, mezclado con el proceso de digestión de los alimentos en el estómago, esté a muy diferente temperatura y nos cause un problema digestivo. Así que ojo con las bebidas muy frías!

Las mejores hierbas para el sistema digestivo

Para esos casos en los que no se pueda evitar una digestión pesada o cierta acidez, os presento varios remedios naturales a base de infusiones que os ayudarán a sentiros mejor.

manzanilla dulce

Manzanilla dulce: posiblemente es el remedio más conocido. Es antiespasmódica, diurética, antiinflamatoria y antibacteriana. . Está indicada en gastritis, úlceras gastroduodenales, espasmos gastrointestinales, vómitos, digestiones lentas, meteorismo, dispepsias biliares, enfermedad de Crohn y síndrome del intestino irritable.

Anís verde: es antiespasmódico, carminativo, expectorante, galactagogo y estimulante. Es beneficioso tanto para las alteraciones nerviosas ligeras como a los desórdenes intestinales de origen nervioso. También se emplea en muchas ocasiones para enmascarar sabores desagradables de otros preparados.

anis estrellado

Anís estrellado: similar al anís verde en cuanto a acciones. Muy utilizado en dispepsias hiposecretoras, favorece la expulsión de gases y reduce la hinchazón abdominal. También  es aconsejado para los cólicos intestinales.

Comino: posee una acción carminativa, impidiendo la formación y favoreciendo la eliminación de gases intestinales. Se recomienda en casos de atomizaciones digestivas, aerofagia, digestiones lentas e inapetencia.

Hinojo: posee propiedades carminativas, tónico estomacales, digestivas, colesterolémicas (reduce el nivel de colesterol en la sangre), antioxidantes, antianémicas, diuréticas, entre otras. Es muy utilizado para molestias digestivas, aerofagias, parasitosis intestinal

Menta: tiene acción sedante, antiespasmódica, digestiva y estimulante. Se emplea para la aerofagia, la digestión e indigestión, el meteorismo y el vómito.

Melisa: es carminativa, sedante y analgésico local. Está indicada para casos de inapetencia, gastritis, meteorismo, espasmos y diarreas.

melisa infusión para la gastritis

Té verde: entre sus múltiples beneficios, el té verde es rico en polifenoles, los cuales ayudan a digerir mejor los alimentos, por lo que se convierte en un aliado para la buena digestión.

Y aquí os dejo un enlace otro artículo donde os hablo de otra planta que os puede ayudar en éste y otros aspectos.

Y aquí os dejo enlazada mi cuenta de Instagram para que me sigáis y así os mantengáis informados de cualquier actualización que haga.

Espero que os haya servido la información. Y si tenéis cualquier duda sentíos libres de preguntar.

¡Un abrazo!


Publicado el Deja un comentario

Todo sobre la lavanda y sus propiedades

Aunque existen muchos nombres genéricos, así como subespecies de plantas, en la fitoterapia se destaca la Lavandula officinalis, también conocida como Lavandula angustifolia.
Tenemos la gran suerte, los que vivimos en la zona del mediterráneo, de encontrar lavanda por casi cualquier lugar, pues crece de forma espontánea gracias a nuestro clima y nuestro suelo. También en muchas ciudades ornamentan parques y jardines con este arbusto, ya que además del extraordinario olor que nos regala, también es muy decorativa por el color de sus flores.

Sabías que…?

Es una planta usada desde la antigüedad por sus propiedades calmantes. De hecho, fueron los romanos los que introdujeron el uso de la lavanda en el agua del baño.

lavanda

También se creía que ayudaba al nacimiento de los bebés, por eso las mujeres de parto sostenían un ramillete mientras daban a luz.
La lavanda tiene numerosos beneficios y podemos encontrarla en presentaciones diferentes, ya sea en extracto o tintura, aceite esencial, crema, jabón, hojas secas, todas ellas igual de buenas. Aún así, yo os recomiendo que si tenéis un poco de mano para las plantas y podéis darle un lugar adecuado, os hagáis con una plantita, ya que una casa con lavanda es una casa feliz, y ahora veréis por qué.


La lavanda tiene numerosos beneficios y podemos encontrarla en presentaciones diferentes, ya sea en extracto o tintura, aceite esencial, crema, jabón, hojas secas, todas ellas igual de buenas. Aún así, yo os recomiendo que si tenéis un poco de mano para las plantas y podéis darle un lugar adecuado, os hagáis con una plantita, ya que una casa con lavanda es una casa feliz, y ahora veréis por qué.

Propiedades y beneficios de la lavanda

Uso tópico o externo

1- Antiséptico natural: se puede aplicar sobre heridas tanto para detener el sangrado como para evitar infecciones.

2- Antinflamatorio: Para contusiones, torceduras, esguinces, contracturas, etc. Os recomiendo coger un aceite base (ya sea de almendras, rosa mosqueta, coco…) y añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda, con lo que podréis masajear la zona afectada y notaréis la diferencia. También da muy buenos resultados para combatir las hemorroides aplicando unas gotas de aceite esencial puro directamente en ellas. Y por el mismo motivo, nos ayuda con el dolor de cualquier tipo.

3- Fortalece el cabello: en épocas de pérdida de cabello ayuda a que crezca más. También se utiliza para tratamiento anticaspa (15 gotas de su aceite esencial junto con dos cucharadas de aceite de oliva, se aplica con un masaje en el cuero cabelludo, se deja actuar una hora y se aclara). Otra opción es añadir unas gotas a un champú neutro.

4- Aftersun natural y calmante para la piel: se mezclan unas gotas con agua fresca y se aplica sobre la piel con un spray. Váis a notar cómo calma el escozor de cualquier tipo, no sólo causado por el sol.

Uso interno

1- Ansiedad, depresión: una infusión de flores de lavanda va fenomenal para calmar y relajar nuestros ánimos. También actúa con su simple olor, así que si os encontráis en un día de bajón anímico podéis añadir unas gotas de aceite esencial a un vaporizador o bien aplicaros en alguna zona como la muñeca para que os llegue el olor. La aromaterapia a resultado ser muy eficaz a nivel emocional y no tiene contraindicaciones.
2- Insomnio: igual que el anterior punto, ya que aprovechamos su poder relajante para irnos a la cama. Para mayor efectividad, podéis empapar unas gasas en aceite esencial y dejarlo en la mesita de noche, o bien, diluirlo con agua y esparcirlo por la almohada a modo de spray.
3- Hipertensión: su infusión ha resultado efectiva para ayudar al tratamiento de la hipertensión.

4- Es digestiva: tomada después de las comidas puede calmar problemas digestivos gracias a su poder antioxidante y antimicrobiano.

5- Antivírica y antimicrobiana: puede ser muy beneficiosa para enfermedades respiratorias como faringitis, amigdalitis, laringitis, etc. No lo toméis en aceite esencial a no ser que estéis seguros de que es 100% puro y ecológico y apto para uso interno, además de no ser alérgicos a ningunos de sus principios activos. Si no, es mejor tomarla en infusión. Probad a hacer gárgaras, os irá fenomenal.

Contraindicaciones

ramo de lavanda

Aun siendo una planta bastante inocua, se desaconseja su uso a personas alérgicas a cualquier otro aceite esencial. Igualmente no deberían usarla personas con patologías como enfermedades del hígado, parkinson, epilepsia, gastritis, colitis, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable.

En dosis pequeñas, la infusión se puede tomar durante el embarazo ni la lactancia, ya que no han sido demostradas sus propiedades abortivas. De todas formas, os dejo aquí el enlace para que lo comprobéis vosotros mismos. El aceite esencial es mejor evitarlo en estos casos y en niños, ya que entre otros componentes, puede llevar alcohol.

Consideraciones finales

Me gustaría que tuviérais en cuenta que todo esto son recomendaciones y que en ningún caso debería abandonarse un tratamiento médico ya establecido, sino que las plantas medicinales sirven de perfecto complemento, no deberían ser alternativa, sino complementarias. Recordaros que el hecho de que sean plantas no significa que no puedan hacer daño si no se usan bien y disponéis de una información adecuada. Aunque siempre serán nuestras grandes aliadas para ayudar al bienestar de nuestro cuerpo y nuestra mente, por algo han sido utilizadas durante siglos como medicina, y por algo muchos fármacos actuales llevan algunas plantas entre sus componentes químicos.

Y por último, no os perdáis el siguiente post (pincha aquí) en el que aprenderemos a hacer jabón de lavanda de una forma muy fácil y con muy pocos ingredientes.

Y si queréis hacer aceite de lavanda, os dejo aquí un link al post de aceite de romero, ya que se realiza de la misma forma.

Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer Aceite de romero casero

aceite de romero

La entrada de hoy va a ser algo diferente, ya que en redes sociales os ha parecido buena idea un tutorial sobre cómo hacer aceite de romero, así que eso es lo que vamos a ver hoy, así descansamos un poco del ganchillo y aprovechamos para hacer algo diferente con las manos. Algunos sabréis que, entre otras cosas, soy naturópata (aunque no me dedique al 100% a ello en estos momentos), por lo que en mi día a día están muy presentes las plantas y sus propiedades, y del mismo modo me gusta darlas a conocer, porque creo que este conocimiento debe compartirse, es salud!

planta de romero

En primer lugar, conozcamos un poco sobre el romero:

– Es una planta mediterránea (por aquí crece por todas partes, lo que es genial)
– Favorece la digestión
– Beneficioso para prevenir enfermedades hepáticas y para depurar el hígado.
– Ayuda a disminuir el colesterol.
– Antiinflamatorio
– Ayuda a mejorar la circulación.
– Combate el virus del herpes
– Tiene propiedades bactericidas
– Mejora la dermatitis seborreica.
– Estimula el sistema nervioso.

Como veis es un arbusto con una gran cantidad de bondades, sólo hay que tener en cuenta que según lo que queramos del romero deberemos prepararlo de una forma u otra. El romero puede ser tomado en infusión (vigilando con las cantidades), o bien hacer tinturas, pomadas, aceites o tónicos.  Pero hoy nos vamos a parar sólo en el aceite.

El aceite de romero es muy fácil de hacer, pero muy lento, así que si estábais pensando en utilizarlo inmediatamente, me temo que tendréis que esperar por lo menos un mes.

romero

Y como es aceite lo que vamos a hacer, nos vamos a basar en su propiedad antiinflamatoria, con lo que podréis tratar torceduras, golpes, esguinces, dolores musculares, hinchazón por mala circulación, etc, aplicándolo con un masaje en la zona afectada.

Vamos a necesitar:

– Romero (todo el que queráis)
– Aceite vegetal (para mi el mejor para uso tópico es el de almendras porque es menos graso y con menos olor, pero si sois alérgicos o no tenéis a mano, podéis utilizar de coco, de oliva, de girasol, etc)
– Bote de cristal (lo más hermético posible)

Aceite de romero (sólo uso externo). Paso a paso.

  • Lavamos bien el romero.
  • No es obligatorio pero sí es mejor dejar secar un poco el romero para hacer el preparado.
  • Colocaremos todas las ramitas de romero que nos quepan dentro del frasco. No hace falta defoliarlo, podemos meter la ramita entera.
  • A continuación llenaremos el frasco de aceite, dejando por lo menos dos o tres dedos antes de llegar al borde (es nos permitirá ir removiendo el contenido).
  • Cerramos el frasco y agitamos bien.
  • Lo dejaremos en un lugar donde le dé el sol (siempre que sea posible) durante 30 o 40 días, acordándonos de agitarlo todos los días.
  • Pasado ese tiempo lo colamos bien y ya lo tenemos listo para usar.

aceite de romero

BONUS COCINA
Si queréis un rico aceite para aderezar vuestras ensaladas probad a introducir una ramita de romero en la aceitera habitual (con aceite de oliva virgen extra claro!!).

Y hasta aquí el post de hoy, que, aunque algo diferente, espero que os haya gustado y le saquéis mucho partido.

Un abrazo!!!

Publicado el Deja un comentario

La equinácea y sus propiedades

El primer post de este blog lo quería dedicar a algo especial para mí. Muchos os preguntaréis por qué esta planta, y el motivo es que gracias a ella, ya hace muchos años, entré en este maravilloso mundo de la fitoterapia, cuando ni los antibióticos recetados por el médico una y otra vez me ayudaban, descubrí sus beneficios y acabé con la infección en poco tiempo.

¿Qué tipo de planta es la equinácea?

campo de equinácea

La equinácea o echinacea es una planta herbácea vivaz, de la familia de las Asteraceae, y procedente de Norteamérica.  Se tiene constancia de que desde el 1700 los índios nativos americanos la usaban (la llamaban ek-ihnay-sel-uh), y en la medicina tradicional desde principios del siglo XX.  Tiene 23 variedades, pero la más utilizada y eficaz es la Purpurea.  Su nombre proviene del griego “echino”  que significa “espinoso”, haciendo referencia al disco central espinoso de la cabezuela floral.
Se utilizan sus hojas, flores y raíces.

Propiedades de la equinácea

Gracias a sus principios activos (aceite esencial, glucósido, equinaceína, polisacáridos, poliacetilenos y compuestos fenólicos) hace que sea un perfecto antimicrobiano, anticatarral y tónico.  Es uno de los mejores remedios para ayudar al organismo a defenderse contra las infecciones, sean bacterianas o víricas.

Usos de la equinácea

Hasta ahora, lo expuesto es a nivel general, con lo que ya os podéis hacer una idea de sus indicaciones. Veamos ahora más sobre sus posibles usos:

A nivel interno:

Infecciones, especialmente el resfriado común y otras infecciones del tracto respiratorio superior (gripes, faringitis, amigdalitis, bronquitis). Sinusitis,  infecciones del tracto urinario (cistitis, pielonefritis, uretritis…). Infecciones vaginales, herpes,  infecciones bucales, bacteriemia (bacterias en la sangre). Infecciones por streptoccocus, infecciones del oído, síndrome de la fatiga crónica, digestiones pesadas, inflamaciones de músculos y tendones. Además en este nivel, es muy importante su papel Inmunoestimulante, ya que aumenta los mecanismos de defensa del organismo a nivel general, incrementando a su vez la fagocitosis (los leucocitos destruyen los microorganismos). Además aumenta la producción de anticuerpos. Por esta razón ha sido recomendada en casos de cáncer para contrarrestar los efectos negativos que la quimioterapia provoca sobre las defensas.

A nivel externo

Heridas, úlceras, quemaduras, forúnculos, reduce el acné y evita que se infecte, eczemas, llagas bucales, gingivitis, anginas (beneficiosa tanto a nivel interno como externo haciendo gárgaras ya que reduce la inflamación).

equinacea propiedades

La equinácea ha sido una planta muy estudiada y se han llevado a cabo numerosos experimentos para comprobar su eficacia. Tal es el caso de la Comisión E (guía terapéutica alemana de plantas medicinales) y ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy), organismos cuyos estudios demostraron que la planta ayudaba en casos de gripe disminuyendo los síntomas (inflamación nasal y glandular) y reduciendo su duración considerablemente. Otros estudios la recomiendan más para combatir los síntomas que para prevenirlos. Pero (y esto ya es una opinión personal), creo que al aumentar las defensas estamos armando al organismo para evitar posibles infecciones. Y dado que no se han descrito efectos secundarios, podemos tomarla sin ningún peligro. Únicamente se suele desaconsejar tomarla con medicamentos que puedan causar daños hepáticos. Pero por lo general se puede suministrar incluso a niños (en dosis más pequeñas).

Conclusión

En conclusión, nunca voy a competir contra la “medicina general” ni desaconsejar acudir al médico de cabecera, ya que creo que las terapias naturales son complementarias a tratamientos médicos convencionales, pero muchas veces nos dejamos medicar provocando un estrés innecesario al organismo cuando en realidad no hubiera hecho falta.

Bajo mi humilde opinión, creo que algunos médicos recetan antibióticos muy a la ligera sin tener en cuenta que éstos arrasan con todo microorganismo incluyendo la flora intestinal, en otras palabras, dejan a nuestro cuerpo extremadamente debilitado, sin contar con posibles efectos como problemas intestinales, candidiasis vaginal, volver a enfermar a las dos semanas por falta de defensas (como me pasaba a mi), etc., por lo que en casos como gripes,  faringitis o amigdalitis, recomiendo antes la equinácea, y si es en extracto con cuentagotas mucho mejor (también la comercializan en forma de caramelos o de infusión). También podéis visitar este otro artículo con remedios para la tos seca si es vuestro caso.

Espero que os haya resultado interesante y os ayude a cuidaros, porque sobre todo, se trata de eso. No olvidéis seguirme en las redes sociales, tanto en Instagram como en Facebook, así os enteraréis de los nuevos artículos.

Un abrazo!