Publicado el Deja un comentario

Técnicas sencillas para desarrollar tu creatividad cuando estás bloqueada

Seguro que te ha pasado en alguna ocasión el hecho de sentirte sin ideas, escaso de inspiración o de imaginación. Permíteme decirte que nos pasa a todos, y que estás ante un bloqueo creativo. Pero no sufras, no es grave. La buena noticia es que no es irreversible y que tiene solución, posiblemente no inmediata, pero se soluciona. Así que en este post te voy a mostrar unas técnicas sencillas para desarrollar la creatividad cuando estás bloqueada o bloqueado.

desarrollar la creatividad

Lo más importante de todo y que debes saber, si es que no lo sabes ya, es que la creatividad se desarrolla ejercitándola. Esto quiere decir que no necesariamente tienes que nacer con ese «don». Podrás tener más facilidad o menos, necesitarás más o menos ejercicio, pero se puede desarrollar.

Así que, tanto si crees que no eres creativa como si estás en uno de esos momentos de bloqueo, estas técnicas te van a ser de gran ayuda para desarrollar la creatividad.

Lluvia de ideas

Coge una hoja en blanco y empieza a escribir todas las ideas que se te ocurran, sin pensar demasiado, escribe en automático. Cuando no se te ocurran más, déjalo sobre la mesa y vuelve en cuanto se te ocurra otra. También es muy útil llevar siempre una libreta y apuntar todo lo que se te pasa por la cabeza en cualquier momento, incluso fuera de casa. Esto es muy práctico y te darás cuenta de que muchas veces una idea te lleva a otra.

Ser curioso e investigar

Si algo te llama la atención, infórmate, investiga sobre ello. De esta manera descubrirás muchas cosas de las que no tenías ni idea y estarás haciendo trabajar a tu mente, abriéndola a nuevos estímulos.

Leer libros de fantasía o ciencia ficción

Leer en general es beneficioso para la mente, eso supongo que ya lo sabrás. Pero si además te decantas por estos géneros, estarás estimulando tu imaginación. Eso sí, no son géneros que le gusten a todo el mundo, pero si no lo has probado, quién sabe, quizás es que no has dado con el libro correcto para tí, dale una oportunidad más.

Relajarse y no forzar

meditación

Cuanto más quieras que aparezca la creatividad menos aparecerá, tiene esa fea costumbre de no aparecer cuando la necesitas. Y esto es precisamente uno de los motivos más habituales que nos llevan a un bloqueo creativo. No surge con estrés o con presión, hay que dejar que fluya.

Meditación

Este tip viene muy relacionado con el anterior, ya que, como he comentado, donde hay estrés no hay creatividad. Así que te recomiendo encarecidamente que lleves la meditación a tu vida, y no sólo para esto, sino porque te va a producir mucho bienestar en el sentido más amplio de la palabra (esto me daría para otro post). Calmar la mente es esencial para tener ideas frescas.

Trabajar y practicar

Pablo Picasso dijo «que la inspiración te encuentre trabajando». Así que ya sabes, ponte a ello. Unas veces te saldrá mejor, otras peor, pero no importa, porque llegará.

creatividad e inspiración

Experimentar

Da igual que no se te dé bien, prueba, experimenta, porque sólo así puedes saber si es lo tuyo o de ahí puede salir algo maravilloso. No te quedes con las ganas de saberlo.

Buscar inspiración

Hoy en día es muy fácil encontrar inspiración. Puedes buscar en redes, en la naturaleza, en tus viajes, rodéate de personas que te inspiren, apúntate a grupos presenciales, foros, etc.

Ser original

Para ser original, siento decirte que hay que evitar un poco las modas. No te bases en lo que está haciendo todo el mundo, porque te puedes quedar siendo uno más de miles o millones. Destaca creando con personalidad propia, impregna parte de ti y de tu carácter en lo que hagas y así lo verán los demás. Haciendo esto seguro que se te ocurren infinidad de ideas porque tú eres quien mejor te conoce.

Aburrirse

Sí sí, has leído bien, aburrirse estimula el cerebro para buscar ideas, y de eso se trata ¿no? Así que permítete esos momentos de «no hacer nada» tan preciados en los tiempos que corren.

Soñar despierto

Y este último consejo es el que más me gusta. Seguro que lo sabes hacer y que en ocasiones te has encontrado a tí misma imaginando. Es un ejercicio maravilloso de creación de ideas, y seguro que en algún momento puedes sacar algo muy interesante.

Espero haberte ayudado y que desde ahora te olvides de esos bloqueos que no te dejan avanzar. Recuerda que la creatividad se ejercita, sólo necesitas ponerle ganas y dejarte llevar. No desesperes porque no te salga bien a la primera, sólo persiste y llegará el día en el que te surja todo mucho más fácil.

Gracias por leerme. Si te ha ayudado, por favor, compártelo con quien creas que le puede interesar, porque a ti no te cuesta mucho más que un click y a mi me ayudas infinitamente a seguir creando contenido de este tipo.

Igualmente estaré encantada de leerte si quieres comentar cualquier cosa. Puedes seguirme en Instagram para estar al corriente de nuevos posts.

Un abrazo!!!

Publicado el Deja un comentario

5 errores comunes en ganchillo y cómo solucionarlos

Ganchillo

Es muy habitual que cuando empiezas a adentrarte en una afición creativa de este tipo cometas algunos errores. Es parte del proceso de aprendizaje y es bueno que sepas que todos los cometemos en algún momento y que tienen fácil solución. En este post te muestro los 5 errores comunes en ganchillo (que yo también cometí) y cómo solucionarlos.

1. LADOS IRREGULARES

Cuando tejemos en una pieza cuadrada o rectangular, en la que no estamos haciendo disminuciones ni aumentos, es decir, en la que buscamos que los lados nos queden rectos e iguales, un error común es que ese resultado no lo estemos obteniendo, de manera que os damos cuenta de que la labor nos queda con lados irregulares.

Para solucionarlo, lo mejor es saber exactamente dónde y cómo debemos empezar el primer punto de cada vuelta:

  • Empezamos cada vuelta con cadenetas: normalmente 1 o 2 si estamos haciendo puntos bajos, 2 si estamos haciendo puntos medio altos, y 3 si estamos tejiendo puntos altos.
  • Estas cadenetas de inicio contarán como primer punto y deberán coincidir con el último punto de la vuelta anterior.
  • El segundo punto coincidirá entonces con el penúltimo punto de la vuelta anterior.
  • Finalizar la vuelta tejiendo el último punto sobre última cadeneta de la o las cadenetas de subida de la vuelta anterior.

2. LABOR MUY APRETADA O MUY SUELTA

Este es un error muy típico y normalísimo cuando estamos empezando en el mundo del crochet. No te desanimes, porque se soluciona con la práctica, hasta que aprendas hacer los puntos en automático.

Si aprietas mucho los puntos, te darás cuenta de que te cuesta meter y deslizar la aguja. Prueba tejiendo con una aguja más gruesa. Por ejemplo, si estás tejiendo con una del número 3, prueba con un 3,5 o incluso un 4.

Si, por el contrario, te quedan los puntos muy sueltos, con mucho hueco entre ellos, prueba usando una aguja de menor tamaño.

3.LABOR QUE SE ENSANCHA O ESTRECHA

Un error muy común, y que incluso a mi hoy en día me sigue pasando cuando ando un poco despistadilla. Lo que ha podido ocurrir es que hayas tejido sin querer algún punto de más o de menos.

La solución es muy sencilla, cuenta los puntos al finalizar cada vuelta, así te asegurarás de que llevas los mismos puntos y no te tocará deshacer varias filas.

4.CADENETA GIRADA

En labores circulares, muchas veces necesitamos hacer una cadeneta de determinados puntos que luego uniremos para seguir tejiendo en círculo. Un error común es que al tejer en la segunda vuelta, sobre las cadenetas, nos demos cuenta de que tenemos parte de esa cadeneta girada y las tengamos del revés, con lo que nos tocaría deshacer.

Aquí lo importante es saber distinguir entre una cadeneta del derecho y una cadeneta del revés.

Teniendo esto claro, y para que no se nos gire hay un truco sencillo. Una vez tenemos el número de cadenetas que queremos, deslizaremos la cadeneta entre el dedo pulgar y el índice (con la cadeneta mirando hacia nosotros), y al llegar al final tejeremos punto deslizado. A partir de ahí ya seguiremos tejiendo con normalidad.

5.TEJIDO CIRCULAR VOLTEADO

Es muy probable que esto te haya pasado, porque pasa hasta en las mejores casas. Esto es que al tejer una labor en círculo, ya sea la base de un bolso redondo, o una alfombra redonda, por ejemplo, nos damos cuenta de que cuando llevamos varias vueltas se nos empieza a voltear u ondular la labor.

Pueden pasar varias cosas:

  • Que estés apretando mucho los puntos, con lo cual, te recomiendo que destenses o que utilices una aguja más gruesa.
  • Que no estés contando bien los puntos y estés haciendo puntos de más o aumentos donde no tocan, así que revisa cada vez que acabes una vuelta.
crochet circular

Pues hasta aquí mis consejos para subsanar estos pequeños errores que a veces comentemos haciendo ganchillo. Lo importante es darse cuenta y saber localizarlos. Lo positivo es que en ganchillo casi todo tiene solución, y con la práctica nos pasará cada vez menos. En cualquier caso, y aunque suene a tópico, de los errores se aprende, y mucho.

Y si estás empezando con el ganchillo y quieres aprender de manera fácil los puntos básicos, te sugiero que visites este post en el que te los explico paso a paso con vídeos incluidos.

Espero que te haya gustado el post y te resulte útil. Si crees que le puede ser de ayuda a alguien, compártelo y me haces llegar a más gente, así puedo seguir creando contenido de este tipo. Para cualquier duda o comentario, te leo!

Ah! Sígueme en Instagram y en Youtube si aún no lo haces!

Un abrazo!